"La Declaración Jurada de Intereses contiene información sobre los vínculos familiares, políticos, económicos, comerciales, profesionales e institucionales de los funcionarios con capacidad de decisión y manejo de bienes y recursos públicos. Entre el 1 agosto de 2018 y el 27 de julio de 2019 la Declaración Jurada de Intereses fue establecida como una obligación en las entidades del Poder Ejecutivo y adoptada como una buena práctica por algunas entidades del gobierno regional y municipal. Desde el 28 de julio de 2019, mediante el DS 138-2019-PCM será obligatoria e implementada de manera progresiva en todo el sector público. "